Sacerdocio

DSC_0222

Nuestra misión como contemplativos incluye de manera especialísima la oración y el sacrificio por los sacerdotes, ofreciendo nuestras vidas para que los ministros de Cristo sean dignos dispensadores de la gracia de Dios.

El acceso al Sacramento del Orden está abierto a todos aquellos miembros de la Comunidad que estén llamados por Dios al sacerdocio y que tengan las cualidades humanas, espirituales, intelectuales y pastorales necesarias para cumplir fielmente este sublime ministerio.

“Los sacerdotes de nuestra Fraternidad hagan de la celebración de los Sagrados Misterios el momento más sublime de su acción sacerdotal. En unidad con Cristo Sacerdote renueven el don de su ministerio para la Iglesia.”

“Sean nuestros sacerdotes solícitos en el cumplimiento de sus tareas apostólicas. En ellas deben proyectar la riqueza de nuestra vida contemplativa. Que los fieles no vean en nosotros asalariados (Cfr. Jn 10, 12), sino pastores santos, preocupados en todo momento por la Gloria de Dios y la salvación de las almas.”